Sociedad

Créditos rápidos con ASNEF: lo que debes saber

15/05/2020

Escrito por:

Créditos rápidos con ASNEF: lo que debes saber

No es tan sencillo optar por créditos o préstamos con ASNEF o RAI. Sin embargo, existen tales mecanismos crediticios y si cumples con algunos requisitos mínimos, puedes obtener un préstamo de dinero que te permita solventar un problema puntual o financiar algo importante.

Actualmente existen más y mejores propuestas de creditos rapidos con ASNEF. Diversas empresas, cada una con sus plazos, requisitos y términos, compiten por ofrecer las mejores alternativas para los españoles que, por cualquier razón, se encuentran incluidos en los ficheros de morosidad, siendo ASNEF el más importante de ellos.

En ocasiones, la inclusión de una persona en ASNEF es producto de un error, de una situación puntual y que no se repetirá, o del infortunio de un evento que no pudiste resolver a tiempo. No obstante, es algo que te cerrará las puertas de cara a los préstamos bancarios tradicionales, de modo que los créditos fáciles sin mirar ASNEF serán la solución que debes buscar.

Lo que necesitas para acceder a préstamos rápidos sin mirar ASNEF

Los créditos inmediatos con ASNEF destacan por tener pocos requisitos para su solicitud. Cualquier persona mayor de 18 años, con residencia en España, puede cumplir con todos los requisitos para solicitar préstamos online, sin importar si actualmente se encuentra en el fichero de morosidad.

  • Edad y residencia: lo más importante al momento de realizar una solicitud es que sea mayor de edad, preferiblemente de nacionalidad española, y cuya residencia principal esté en este país. Con validar esa información, prácticamente ya puede iniciar una solicitud.
  • Móvil, correo electrónico y cuenta bancaria a tu nombre: para solicitar un préstamo urgente de este tipo debes rellenar un formulario online con datos como el número de móvil, tu dirección de correo electrónico principal, y una cuenta bancaria a tu nombre. Aunque algunas empresas pedirán menos, tener estos requisitos brindará mayor seguridad y garantías, por lo que la aprobación del crédito será más rápida.
  • Comprobar ingresos mínimos: debes responder a la pregunta sobre si “¿puedes asumir esa deuda?”. La manera de responder la misma es mediante una comprobación de ingresos. El salario, dividendos, prestaciones por desempleo, jubilación, entre otras, son fuentes de ingresos válidas para justificar tu capacidad de pago.

¿Puedes cumplir con esos requisitos básicos? Si la respuesta es afirmativa, no importará que estés en ASNEF, ya que podrás solicitar prestamos urgentes desde la comodidad de tu casa, rellenando un formulario sencillo y recibiendo una respuesta a tu solicitud en pocos minutos o, en el más tardío de los casos, en menos de 24 horas.

Características de los créditos urgentes con ASNEF

Por la situación especial en la que se encuentra la persona que solicita el préstamo, este mecanismo financiero tiene algunas características que lo diferencian de cualquier otro emitido por las empresas de créditos rápidos y por internet.

  • Importes y plazos: pocas empresas ofrecerán créditos con ASNEF por importes superiores a los 1.000€, salvo casos excepcionales, obviamente. En lo referido a los plazos, pocas veces superarán los 90 días como plazo máximo para la devolución del dinero. En cualquier caso, las tasas de interés son idénticas que en otros casos de préstamos, no son más altas sólo por el hecho de estar en ASNEF, como sí sucedería en los bancos.
  • Aprobación inmediata: una de las ventajas de solicitar créditos cuando tienes ASNEF, al menos a través de las empresas que dan préstamos urgentes, es que su aprobación es sencilla y prácticamente inmediata. Sin embargo, el estudio de viabilidad antes de su aprobación suele ser más minucioso, ya que se trata de clientes que por alguna razón están incluidos en fichas de morosidad. En la mayoría de los casos acabarán siendo aprobados, y el dinero estará en tu cuenta bancaria en menos de 1 día.
  • Libre utilización: estos instrumentos financieros no exigen una utilización en particular. De hecho, si tienes la certeza de que no podrás pagar una deuda, cuyo impago puede llevarte a estar en ASNEF, lo mejor puede ser solicitar un préstamo urgente, pagar la deuda, y luego devolver el dinero en los plazos convenidos, evitando el infortunio de formar parte de este fichero. Si ya estás en él, puedes incluso usar el dinero para pagar esa deuda, sin problemas, con la entidad prestamista.

Estar en ASNEF impide acceder a muchos instrumentos financieros, sobre todo los relacionados con financiación para el consumo o para la inversión. Los préstamos rápidos son, tal vez, la única alternativa con la que cuentan las personas que, por desaciertos o situaciones que no pudieron prever, acabaron incluidas en este fichero de morosidad.

Miguel es escritor profesional, autor de novelas, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.