África

Una explosión suicida en un campo de entrenamiento militar en Somalia tiene como objetivo a los nuevos reclutas

15/06/2021

Escrito por:

Una explosión suicida en un campo de entrenamiento militar en Somalia tiene como objetivo a los nuevos reclutas

[ad_1]

MOGADISHU – Al menos 10 personas murieron y 20 resultaron heridas en un atentado contra un campo de entrenamiento del ejército somalí en el que se reunían nuevos reclutas el martes por la mañana, según informaron las autoridades, el último de una serie de asaltos dirigidos contra el lugar, que está dirigido conjuntamente por fuerzas turcas y locales.

El general de brigada Odowa Yusuf Raage, jefe del ejército de Somalia, atribuyó el ataque al grupo militante Shabab. Dijo que un terrorista suicida había provocado una explosión mientras decenas de nuevos reclutas hacían cola para inscribirse en el ejército.

«Diez personas que pretendían alistarse como nuevos reclutas del ejército murieron y otras 20 resultaron heridas cuando un terrorista suicida se hizo estallar en la entrada del centro de entrenamiento del ejército General Dhagabadan en Mogadiscio», dijo a los medios de comunicación estatales, refiriéndose a la zona de admisión donde se procesan las tropas antes de ser llevadas a la instalación principal, conocida como Campamento Turksom.

Al Shabab reivindicó más tarde la autoría del atentado, citando un número mucho mayor de 40 muertos. El grupo militante suele llevar a cabo ataques suicidas en Somalia y ha atacado el campamento Turksom en varias ocasiones.

La instalación, inaugurada en 2017, es un importante lugar de reclutamiento para el ejército somalí. Turquía ha invertido mucho en Somalia en los últimos años en un intento de influir en el Cuerno de África, aportando fondos tanto para la ayuda humanitaria como para el apoyo militar a las fuerzas gubernamentales.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan visitó por primera vez Mogadiscio, la capital somalí, en 2011, durante una devastadora hambruna, lo que Ankara señala con orgullo como la primera vez en dos décadas que un líder no africano visitaba la ciudad.

Mehmet Yilmaz, embajador de Turquía en Mogadiscio, declaró el año pasado a la agencia estatal Anadolu que Turquía había entrenado a un tercio de las fuerzas militares de Somalia.

Con la retirada de las tropas estadounidenses completada este año, la base turca ha adquirido una importancia creciente para las operaciones de entrenamiento del ejército somalí. También ha sido cada vez más un objetivo de Al Shabab.

El último ataque se produjo cuando las tensiones políticas que se han mantenido a fuego lento en el país durante meses parecían estar aliviándose en las últimas semanas, después de que el presidente Mohamed Abdullahi Mohamed abandonara el mes pasado un intento de división para prolongar su mandato. Está previsto que se celebren elecciones el mes que viene.

También se produjo pocos días después de que las familias de los soldados desaparecidos protestaran en Mogadiscio para exigir respuestas al gobierno federal sobre su paradero, tras un informe del organismo de derechos humanos de las Naciones Unidas en el que se afirmaba que las fuerzas del ejército somalí habían combatido en la región etíope de Tigray con tropas eritreas.

A finales del año pasado, el gobierno etíope lanzó una ofensiva en Tigray, y las fuerzas de la vecina Eritrea pronto se involucraron en apoyo. El informe indica que las fuerzas somalíes que habían sido enviadas a Eritrea para entrenar también fueron arrastradas a la lucha.

Según el informe, un alto funcionario de la ONU «recibió información e informes de que los soldados somalíes fueron trasladados desde los campos de entrenamiento militar en Eritrea a la línea del frente en Tigray, donde acompañaron a las tropas eritreas al cruzar la frontera etíope».

El gobierno de Somalia negó la participación de soldados somalíes en el conflicto de Tigray, pero una comisión parlamentaria ha exigido una explicación al presidente.

El gobierno dijo la semana pasada que había nombrado un comité para investigar si las tropas somalíes se habían trasladado a Tigray.

Hussein Mohamed informó desde Mogadiscio, y Megan Specia de Londres.

Rubén Molina (Málaga, España, 3 de septiembre de 1983) es periodista y escritor español que en la actualidad ocupa el cargo de adjunto a la dirección del diario LibreRed.