Sociedad

Juegos de escape: el nuevo método de diversión

11/02/2019

Escrito por:

Juegos de escape: el nuevo método de diversión

Hay docenas de elementos de juego diferentes que pueden emplearse para una sana diversión: desde los puntos que se acumulan, hasta la interacción social, la competición, los trofeos, entre muchos otros. Pero hay un elemento importante del juego que quizá se esté subestimando: el desafío. Por tal razón, es conveniente entender la nueva visión con relación a la diversión en equipo que proponen las mecánicas jugables de un “escape room”.

¿Qué es un juego de escape?

El nombre del juego “Escape Room”, es una descripción literal de la finalidad de estos juegos. Un grupo de personas se inscribe para participar; el objetivo es encontrar pistas, resolviendo acertijos para completar una misión determinada y hallar la clave para escapar.

Muchos piensan que es solo moda pasajera, o en un mundo donde las pantallas dominan el ámbito del entretenimiento, podría ser el tipo de diversión que las personas quieren, porque se involucran. Quizá por esta razón hay quienes obsequian una hora de diversión a una persona especial. Hoy es común ver cómo se busca impresionar con un regalo espectacular y obsequiar una experiencia de este estilo, que es algo que se recordará por siempre.

Afortunadamente, Internet es el medio preciso para localizar información al respecto. A través de webs como https://www.escaperoomtempo.com/regala.html, se pueden encontrar todo tipo de datos acerca de las distintas modalidades y salas de escape, su dificultad, etc. Información esencial de cara a poder tomar siempre la mejor decisión en base a las aspiraciones del grupo.

Es una excelente actividad de equipo y puede ser muy divertido, especialmente para quienes les gusta los videojuegos de rompecabezas. Es esencial conocer los detalles del juego, con el objeto de tener una idea general de qué esperar. A continuación, se da un concepto básico de los elementos que lo conforman.

El equipo

El tamaño máximo del grupo es generalmente cualquier número entre 4 o 12, aunque algunas habitaciones pueden hacerse con tan solo 2 personas. El trabajo en equipo es absolutamente necesario, debido a que algunos miembros descubrirán ciertos elementos que pueden ayudar a otro participante del equipo.

Un objetivo claro

Por lo general esto es escapar de la habitación en solo 60 minutos, lo que implica encontrar una llave, un combo de teclas o activar algún tipo de mecanismo que desbloquee la puerta final. La meta a alcanzar debe ser entendida y compartida por el grupo; es la clave para alcanzarla. Por ese motivo es imprescindible tener presente el trabajo en equipo.

Una historia

Las salas de escape suelen tener una temática bajo algún tipo de “patraña“. Algunos de estos temas son ficciones en las que se interpreta a algún tipo de personaje que estuvo atrapado y que necesita descubrirlo por sí mismo.

Un ambiente, un tema con el cual involucrarse

La habitación estará decorada de acuerdo con algún tipo de tema. Las salas con el mejor valor de producción han invertido mucho esfuerzo e ingeniería para lograr una excelente experiencia. Es posible encontrar ambientes semejando a una cárcel, con interiores de hormigón sucio y realistas barrotes.

El desafío

Es el centro del juego, es decir, la clave que proporcionan para lograr resolver el acertijo y escapar de la habitación antes de cumplir el tiempo estipulado. Desde encontrar objetos ocultos, hasta conseguir una adivinanza y resolverla para avanzar; es realmente desafiante.

No es una lógica a la que se está acostumbrado por lo general, ya que están muy orientados hacia los que requieren mayormente creatividad y un poco de pensar diferente. Tan es así, que a veces la solución está enfrente, pero no se capta. Para la primera mitad del juego es posible esperar muchos rompecabezas en la sala que se deben resolver. A medida que el juego llega a su fin, estos encajarán en una secuencia lineal que llevará a la salida final.

¿Por qué el juego es tan popular?

Hay más de 2.800 salas de escape disponibles en todo el mundo y cada día aparecen más. En España ha sido un éxito rotundo, la popularidad quizá se deba al deseo de las personas de involucrarse en una actividad desafiante. La mayoría llevan vidas ocupadas que luchan por encontrar tiempo para trabajar, estudiar, cuidar de los niños, etc. Cada uno tiene un montón de responsabilidades con las que lidiar a diario.

Las salas de escape, por otro lado, permiten salir de la rutina diaria y experimentar lo que es ser una persona diferente: un personaje de libro o película, por ejemplo. El juego solo dura aproximadamente una hora, pero la experiencia única de las salas de escape lleva a las personas a una realidad diferente.

Ya sea que se esté escapando de un apocalipsis zombi, una prisión o una nave espacial en una galaxia muy lejana, una experiencia extraordinaria y creíble agrega sabor a la vida de muchos. Las salas de escape son mucho más que simples videojuegos en realidad virtual. En lugar de solo mirar una pantalla del ordenador, en realidad se está haciendo algo y participando en el trabajo intelectual o físico.

Otra razón para la popularidad de las salas de escape es el amor infinito por los juegos. Jugar y ganar es seguido por el sentimiento de recompensa y logro. Hacer deportes, por ejemplo. El esfuerzo por ganar ha estado en la naturaleza humana todo el tiempo. El ser humano disfruta ser elogiado y recompensado por algo.

¿Por qué obsequiar una hora de diversión?

Esto quedará impregnado en la mente de esa persona especial. Es algo que no es muy común y si se desea sorprender a alguien, lo mejor es salir de la rutina. La razón primordial de lo atrayente de obsequiarlo es que el trabajo en equipo, la sensación de confianza y los misterios sin resolver son algunas cosas que atraen mucho. Las salas de escape son buenas para cualquiera, independientemente del sexo, edad o antecedentes, y no requieren conocimientos ni calificaciones.

Las salas de escape también capitalizan el deseo humano de curiosidad. Es algo innato de las personas descubrir y resolver misterios. Habiendo descubierto el problema, los jugadores se sienten bien consigo mismo. Es por esa razón que no es sorprendente que muchas personas se conviertan en adictos a la sala de escape y vuelvan a resolver más misterios.
Un juego de ingenio en una realidad artificial. La elección es libre: ¿se desea viajar a los primeros días del siglo XX para salvar un crucero que se hunde, resolver el misterio de un antiguo teatro o salvar al mundo del Apocalipsis? La idea es sacar toda la lógica e ingenio en las cuatro paredes para resolver los enigmas de la aventura seleccionada. Pero es preciso recordar que se tiene solo una hora para escapar. Así que adelante.

Miguel es escritor profesional, autor de novelas, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.