Salud

Conocer sobre salud es saber cómo cuidarse

25/02/2019

Escrito por:

Conocer sobre salud es saber cómo cuidarse

La salud tiene un valor incalculable. Si las personas no se sienten saludables y en estado de bienestar, difícilmente las cosas en sus vidas fluirán en armonía y equilibrio. Y aunque no lo parezca a simple vista, incluso la más mínima afección puede interferir negativamente sobre aspectos tan cotidianos como el sueño, la concentración e incluso las relaciones interpersonales que podrían dar pie a problemas emocionales.

La salud en la actualidad: las afecciones más comunes

El siglo XXI parece haber desatado un mal que abre puertas a enfermedades que cualquiera pensaría que no puede sufrir. Se le llama estrés y es el culpable de cosas como pérdida de la concentración, problemas de memoria, trastornos del sueño, depresión, baja autoestima, agresividad y una cantidad incalculable de cosas, no sólo en personas adultas, sino también en los niños. Para peor, últimamente se ha agravado otro problema: el acoso escolar. En situaciones así resulta útil buscar ayuda profesional en psicologos en Cordoba que puedan dar asistencia para superar estos trastornos, cada vez más comunes.

El cuerpo padece más de lo que parece

Otro problema común de estos tiempos son los desórdenes alimenticios y aunque no todos les presten atención, las enfermedades derivadas de la mala alimentación afectan el sueño, la concentración, la piel, el cabello, la circulación, el sistema respiratorio, y el sistema óseo que, aunque no se note, resulta realmente comprometido cuando esto sucede.

La razón es que, al no comer o, por el contrario, consumir alimentos en altas cantidades, hacerlo a deshoras o, en su defecto, ingerir solo cosas dañinas, el sistema digestivo procesa mal los alimentos y todos los nutrientes y toxinas pasan al resto del organismo de manera tal que, en vez de nutrirlo y fortalecerlo, terminan por enfermarlo.

Esto provoca también que se eleven los niveles de acidez estomacal y desata otras afecciones como el reflujo, el mal aliento y daña notablemente los dientes. Los vuelve amarillentos, frágiles, hace que sangren las encías y otros factores que perjudican la salud bucal, por lo que las personas terminan por requerir hacer visitas a una clinica dental, para consultar con especialistas, y emprender un tratamiento odontológico que les ayude a recuperar la salud de sus dientes.

Tips saludables, una forma de prevenir enfermedades

Hoy día todo está disponible en Internet. Se trata de un recurso útil, accesible y rápido que permite consultar información y datos interesantes que también resultan ser valiosos para corregir malas costumbres cotidianas que, sin saber, afectan negativamente la salud física, mental y muchas veces, también la espiritual.

Claro está, que no siempre es posible preguntar a un médico todas las dudas que pueden surgir de un segundo a otro, sobre todo por la disponibilidad de tiempo, en estos días tan atribulados y cargados de responsabilidades. Por eso, es necesario mantenerse informado, consultar en https://www.laguiasaludable.com/ e investigar, por ejemplo, sobre buenos hábitos alimenticios, rutinas para el cuidado de la piel, remedios caseros, dietas saludables o qué hacer para contrarrestar los efectos negativos de ciertas prácticas obligatorias, sobre el organismo.

Esto es importante porque las responsabilidades laborales o académicas e incluso las familiares, tienden a exigir mucho más de lo que las personas pueden dar y así, se le ha dado paso a la mala costumbre de descuidar la salud, lo que a su vez ha traído como consecuencia la aparición de enfermedades de las que suele no tenerse mucho conocimiento. De manera que es importante también leer un poco en https://enfermedades.win/ sobre esas afecciones que podrían perjudicar el cuerpo, con el fin de prevenirlas.

La salud es una prioridad

Menospreciar la salud es un error común, pero es necesario erradicarlo y para eso, el primer paso es aprender a cuidarla. Investigar sobre buenos hábitos y prácticas correctas para evitar malos ratos. Muchas personas no lo aceptan y es común ver por la calle individuos que no saben que están enfermos y en solo un segundo, se ven obligados a quedarse en cama, sufriendo con un dolor de espaldas que no los deja mover, o cosas peores.
El segundo paso es, por supuesto, adoptar buenos hábitos y prácticas como una ley de vida para, finalmente, educar a otros. Divulgar esos conocimientos y ayudar a otras personas a vivir saludables física, social y mentalmente es una buena manera de promover una mejor sociedad, mejores ambientes laborales y un buen hogar.

Miguel es escritor profesional, autor de novelas, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.