Salud

¿Cómo afecta el consumo de alcohol en un embarazo?

19/07/2019

Escrito por:

¿Cómo afecta el consumo de alcohol en un embarazo?

El alcohol es la droga más consumida en nuestra sociedad y a la vez la más perjudicial; precisamente por ser legal no hay una idea generalizada de los efectos y consecuencias negativas del consumo de alcohol. Seguramente los conflictos de intereses derivados del comercio de bebidas alcohólicas tengan mucho que ver en eso.

En este post queremos conocer qué es el Síndrome alcohólico fetal ya que es un trastorno que afecta muchos bebés de madres alcohólicas pero se conoce muy poco.

  1. Alcoholismo=enfermedad
  2. Síndrome Alcohólico Fetal
  3. Consecuencias del consumo de alcohol

Alcoholismo= enfermedad

Es sabido que la adicción es una enfermedad mental crónica (declarada por la Organización Mundial de la Salud) que implica el abuso de sustancias psicoactivas o la realización de conductas

 compulsivamente.

Se encuentra en el alcohólico un trastorno pato-fisiológico y unas características psicológicas que se siguen estudiando, ya que causan modificaciones de la conducta ética y del carácter, cambios en el comportamiento y en la interacción social. Además la afectación cognitiva y emocional en el resto de  miembros de la familia es evidente.

Karpman definía en 1941 al alcohólico crónico como un neurótico y un soñador, refiriéndose a tipos de sueños angustiosos, con sentimientos de culpa, tendencias suicidas… y defiende que la solución son procedimientos psicoterapéuticos. También se ha considerado el alcoholismo un síntoma de enfermedades mentales tales como esquizofrenia, psicosis maníaco- depresivas o demencias seniles o traumáticas. (Maldonado, 2008)

Según la American Academy of Chile and Adolescent Psychiatry (1999) los hijos de alcohólicos tienen una probabilidad 4 veces mayor que el resto de personas de convertirse en alcohólicos, y la mayoría de hijos de alcohólicos han experimentado abandono o abuso. Entre las problemáticas características de hijos de alcohólicos se hallan: culpabilidad, ansiedad, vergüenza, incapacidad de establecer amistades, confusión, ira o depresión. Los resultados de otro estudio realizado en 2002 por la Unidad de Alcohología del Hospital Clínic, concluyó que el perfil psicosocial de los hijos de alcohólicos se caracterizaba por: peor ambiente familiar, menor nivel socioeconómico, peor rendimiento escolar y cognitivo, más síntomas de psicopatologías y más necesidad de asistencia psicológica que los del grupo control. Señala el mismo estudio que algunos hijos de alcohólicos tratan de actuar como adultos responsables de la familia y en la adultez presentan problemas emocionales; recalcan que los miembros que integran la familia con un miembro alcohólico también enferman de forma progresiva, ya que adoptan distintos roles disfuncionales para sobrevivir a la enfermedad.

Síndrome Alcohólico Fetal

Este trastorno se da en fetos de embarazadas que consumen alcohol durante la gestación. Las bebidas alcohólicas provocan deformaciones y desórdenes en el feto, produciendo defectos físicos, mentales y del comportamiento, afectando a uno de cada tres hijos de madre alcohólica.

Los efectos del SAF se extienden durante los 9 meses de embarazo, pero el primer trimestre es el más susceptible para desarrollar las malformaciones en el feto.

El síndrome alcohólico fetal es un trastorno crónico pero para el que existen tratamientos de intervención que mejoran el desarrollo del niño.

Generalmente los síntomas de sufrir SAF incluyen problemas físicos, mentales, de conducta y problemas de aprendizaje; conlleva anormalidades faciales, déficit de crecimiento y anormalidades del sistema nervioso central.

Consecuencias del consumo de alcohol

El alcohol es perjudicial en cualquier medida o dosis que se tome. Cierto es que los efectos perjudiciales de su consumo se notan cuando se abusa de la sustancia, y algunas de las consecuencias que puede generar son:

-Sangrado de estómago o esófago.

-Inflamación y daños en el páncreas.

-Desnutrición.

-Cáncer de esófago, hígado, colon, mamas, cabeza y cuello.

-Alterar la presión arterial creando taquicardias.

-Daño hepático o cirrosis.

-Diversos fallos multiorgánicos.

Además de los problemas mencionados anteriormente, el alcoholismo tiene consecuencias devastadoras en todos los ámbitos de la vida del adicto y de sus familiares. Ya que arrasa con cualquier estabilidad, ya sea laboral, social, familiar, etc. El adicto en activo acaba aislándose de todo para vivir por y para consumir.

Es por ello que la adicción como enfermedad mental requiere seguir un tratamiento especializado para su recuperación, porque aunque la enfermedad sea crónica, mediante tratamiento se aprende a vivir en la abstinencia, llevando una vida plena y sin drogas.

Miguel es escritor profesional, autor de novelas, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.