Donald Trump: “Los palestinos tienen que estar dispuestos a reconocer a Israel”

16 de Febrero de 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha reunido este miércoles en la Casa Blanca con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un encuentro en el que Trump se desvinculó incialmente de la política exterior aplicadas por sus predecesores en el cargo, en el conflicto entre Israel y Palestina, e hizo un simple llamamiento a la negociación entre las partes para alcanzar “un gran acuerdo de paz” con “concesiones”.

“Estoy valorando una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos. Pero son las propias partes las que deben negociar directamente ese acuerdo. Estaremos a su lado. Trabajaremos con ellos. Como en cualquier negociación exitosa y deberán hacer concesiones. ¿Lo sabe, verdad?”, dijo Trump mirando a Netanyahu. Unas horas antes, un funcionario de la Casa Blanca había dejado en el aire el respaldo estadounidense a la solución de dos Estados, al considerar que si ese enfoque “no lleva a la paz”, “tal vez” habrá que deshecharlo.

Horas después, ya en rueda de prensa, Trump ha indicado que “los palestinos tienen que acabar con ese odio que enseñan a los más jóvenes”. “Ese odio empieza en las escuelas, pero tienen que estar dispuestos a reconocer a Israel, tienen que estar dispuestos a hacerlo”, ha dicho el presidente estadounidense.

Lejos de evitar esconder sus preferencias hacia los israelíes, Trump ha hecho un guiño a su hija Ivanka, “que está aquí”, ha dicho el presidente, y se ha referido a sus “tres preciosos nietos”, también en referencia a su yerno y asesor, que es judío. De hecho, el presidente israelí le ha devuelto el cumpido asegurando: “Estados Unidos es el principal defensor de los intereses de Israel”.

El único condicionante entonado por Trump hacia Israel, en la que ha sido una rueda de prensa plácida para ambos, ha sido que “controlen sus asentamientos”. Por otro lado, ha animado las pretensiones de Israel sobre la capitalidad de la ciudad vieja de Jerusalén: “Me encantaría ver la embajada de EEUU allí”, ha dicho.

Trump también ha avanzado algunos de los puntos que expondrá a Netanyahu en la reunión que ya está teniendo lugar y en la que se cuestionará la posición de la Administración Obama, partidaria de mantener dos Estados paralelos en el territorio, una palestino y otro israelí, algo que no comparte el nuevo presidente.

Por su parte, Netanyahu considera a Trump la persona indicada para que “retroceda la oleada del islam radical” en Oriente Medio, lo que abrirá “avenidas para la paz” en la región. “Bajo su liderazgo, creo que podemos hacer que retroceda la creciente oleada del islam radical y en esta gran tarea, como en muchas otras, Israel está de su lado y yo también”, le dijo Netanyahu a Trump.

“Señor presidente, al obligar a retroceder al islamismo militante, podemos aprovechar una oportunidad histórica porque, por primera vez en mi vida y en la vida de mi país, los países árabes en la región no ven a Israel como un enemigo, sino cada vez más como un aliado”, agregó el líder israelí. Según Netanyahu, ese “cambio en la región crea una oportunidad sin precedentes de fortalecer la seguridad e impulsar la paz”.

“Aprovechemos juntos este momento. Potenciemos la seguridad. Busquemos nuevas avenidas para la paz y llevemos la notable alianza entre Israel y Estados Unidos a alturas aún más elevadas”, añadió.

Según el diario The New York Times, Trump y sus asesores están desarrollando una estrategia para el conflicto entre Israel y los palestinos que consistiría en reclutar a países árabes suníes como Egipto y Arabia Saudí para que ayuden a extraer concesiones de las partes, una idea que encaja con las preferencias de Netanyahu. Ese enfoque no es nuevo, porque los expresidentes George H. W. Bush como George W. Bush y Barack Obama intentaron algo similar, pero Israel confía en que su reciente acercamiento tácito con las potencias suníes de la región, que comparten su preocupación con Irán, allane esta vez el camino.

“Tenemos que buscar nuevas formas, nuevas ideas sobre cómo impulsar la paz. Y yo creo que la gran oportunidad para la paz viene de un enfoque regional que implique a nuestros nuevos aliados árabes para buscar la paz en general y también la paz con los palestinos”, indicó Netanyahu, quien aseguró que hablaría de eso con Trump. Netanyahu alabó además el compromiso de Donald Trump en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), al asegurar que los “valores e intereses” que comparten EEUU e Israel “están siendo atacados por una fuerza malévola, el terrorismo islámico radical”.

EFE

Deja un comentario