Avanza investigación sobre asesinato de líder revolucionario Thomas Sankara

14 de octubre de 2016

Las investigaciones sobre el asesinato en 1987 del entonces presidente y líder marxista de Burkina Faso Thomas Sankara y varios de sus allegados avanzan considerablemente, según informó la agencia africana PanaPress.

El expediente resume 22 meses de trabajo desde que ordenó el proceso el gobierno de transición instalado tras el derrocamiento en octubre de 2014 de Blaise Compaoré, quien presidió el país de forma ilegal durante 27 años y fue acusado por la muerte de Sankara, declararon abogados de los familiares de las víctimas, según la fuente.

Las pesquisas siguieron a 18 años de diversos procesos realizados desde 1997 durante la era de Compaoré, amigo personal y segundo al mando en el gobierno del mandatario asesinado, añadió el letrado Benwende Sankara, sin parentesco con el legendario presidente socialista, pese a llevar su apellido.

Puede lograrse un juicio en cuestión de días, meses o años, pero para la gente lo esencial de este proceso es que se revele la verdad, agregó.

Sankara, considerado el padre de la revolución burkinabé y uno de los líderes africanos de aquel momento, murió junto a doce de sus allegados durante un golpe de Estado protagonizado por Compaoré y varios de sus compañeros de armas.

Según los abogados defensores, el juez que lleva el caso decidió, tras escuchar unos cien testimonios, acusar a 14 personas y lanzar dos órdenes internacionales de detención, una contra el expresidente Compaoré y otra contra Hyacinthe Kafando, ex jefe de seguridad del mandatario.

Desde su derrocamiento el 31 de octubre de 2015 por un levantamiento popular, el controvertido gobernante burkinabé reside en Costa de Marfil, luego de recibir la condición de exiliado por parte del gobierno de ese vecino país.

Tras las elecciones convocadas por el Gobierno de Transición para noviembre de 2015 y ganadas por el actual presidente, Roch Marc Christian Kaboré, su gobierno continuó la política llevada por el anterior ejecutivo de inculpar a los sospechosos del asesinaro de Sankara e incluyó entre ellos al general Gilbert Dienderé.

Ese alto oficial, exjefe de la guardia personal de Compaoré, es procesado por complicidad en el crimen durante la asonada de 1987, y se le señala incluso como el individuo que ocultó el cadáver de Sankara tras su muerte.

Junto a Dienderé, también autor de un intento de golpe de Estado 16 de septiembre de 2015, fueron acusadas otras diez personas vinculadas a los hechos que condujeron al deceso de Sankara.

Un tribunal militar emprendió la investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte del dirigente revolucionario, comprendida la actuación de Dienderé, aliado de Compaoré antes y después de su gobierno ilegítimo.

El actual ejecutivo expreso en declaraciones meses atrás que agradecía ‘el compromiso de los jueces para que triunfe la verdad’, e insistió en que el proceso iniciado alrededor de esta acusación contra el expresidente y sus allegados ‘debe poner fin a la impunidad en el país’.

PL

Deja un comentario