España: Las 15-Mentiras del diario “La Razón”

La Razón debe ser, sin duda alguna, el periódico de tirada nacional que más manipula la información y que más incita al odio. La polémica portada de hace unos días en la que daban datos y “antecedentes” de líderes estudiantiles simulando carteles de “Se Busca” son el ejemplo más vergonzoso de ello.

La campaña que tiene contra el movimiento 15-M es digna del mejor tertuliano de Intereconomía, y la portada del 13 de mayo sobre el aniversario del movimiento deja clara sus intenciones: “15-M, 15 Mentiras”.

Humildemente, como participante activo de las asambleas de barrio del movimiento, quiero dar una respuesta a los 15 puntos con los que el “periodista” (por llamarle de algún modo) Alfonso Merlos de La Razón saca a relucir nuestros trapos sucios…

1- No protegen las raíces de la democracia

Esto depende de cuáles sean las raíces de la democracia. Si las raíces de la democracia son el poder del pueblo, el respeto a la diversidad y la participación en la toma de decisiones, el 15-M no sólo protege las raíces de la democracia, sino que es uno de los movimientos a gran escala que más las respeta. Esto es algo que cualquiera con un mínimo de valores democráticos es capaz de ver si se digna a acercarse a la asamblea de su barrio.

Ahora, si las raíces de la democracia son la legislación vigente y el magnánimo derecho de decidir cada cuatro años cuál de los dos titanes bipartidistas va a tomar decisiones por nosotros/as sin rendir cuentas ante nadie, en tal caso, no, no protegemos las raíces de la democracia.

2- No están desligados de los antisistema

Para empezar, no estamos desligados de nadie a título individual. Cualquiera es libre de venir a las asambleas y participar en el movimiento.

Cuando se dice “antisistema”, la gente se imagina crestas, ácratas consumiendo drogas y cubetos en llamas. Si se refieren a eso, el 15-M lleva un año demostrando el carácter cívico de sus movilizaciones. ¿Que en ocasiones ha habido algún grupo que ha provocado disturbios? Sí, aunque por lo general ha sido la propia policía… Sea como sea, a esta última semana me remito: disturbios, barricadas y 32 detenidos en los festejos del Atlético de Madrid. Ningún disturbio y 18 detenidos en el intento de acampada en Sol…

Pero hay otro tipo de antisistema, ya que antisistema es, por definición, toda persona que se posiciona en contra de este sistema y propone alternativas. En este sentido, sí, somos antisistema.

3- No presentan herramientas para el cambio

Me encanta la gente que cree que la política se hace en unos meses. El 15-M ha cumplido su mayor función de cambio: ha conseguido unificar a casi todos los movimientos sociales y a personas aisladas en torno a un solo eje que coordina, convoca y sirve de bandera. Han vuelto a poner el debate político en las plazas, ha empezado a romper la pasividad (sí, sólo “ha empezado”) y ha rescatado los valores de la democracia, el respeto y el civismo. Ha vuelto a ponernos esa etiqueta de la Revolución Francesa que el propio discurso liberal lleva siglos pregonando: ciudadanía.

Estos “periodistas” y tertulianos pretenden que consigamos en un año, abarcando todo tipo de opiniones e ideologías, dar un programa político mágico que no han dado ni siquiera la gente a la que se paga para ello.

4- No defienden a los políticos responsables

Según La (sin)Razón, acusamos a ciertos políticos que son “grandes gestores” y muy responsables, e ignoramos la corrupción de políticos de izquierda o sindicalistas. Aunque puede ser cierto que, en general, peca de desconfiar de todo tipo de políticos, esto es, abiertamente, una mentira. El 15-M ha acusado a todo tipo de políticos corruptos, y los sindicatos, desde luego, no han sido una excepción. ¿Alguien se acuerda de los bloques críticos y las manifestaciones alternativas convocadas por el 15-M?

5- No defienden a los que más sufren la crisis, por ejemplo, los comerciantes

Mentira. El 15-M lleva un año fomentando el consumo local y el apoyo al pequeño comercio frente a los poderes de las grandes plataformas y multinacionales. Además, las famosas pérdidas de ganancias que provocamos en los comercios aledaños a Sol quiero saber de dónde salen, pues creo que anoche unos cuantos casi agotan sus existencias.

Y por cierto, los comerciantes, por muy jodidos que estén, no son quien más sufre la crisis. Están quienes sufren los recortes, las familias desahuciadas, las personas en paro y con trabajos precarios. Nadie puede negar que las asambleas de los barrios han tratado de estar ahí SIEMPRE.

6- No quieren más democracia, sino un modelo mixto socialista, comunista y anarquista

Para empezar, y obviando la patada a la teoría política que supone esta frase, el 15-M abarca multitud de opiniones, ideologías y sensibilidades distintas. ¿Cómo puede un movimiento “no tener propuestas” y a la vez “tener propuestas comunistas”? Nuestras propuestas son las opiniones que consiguen consensuarse en cada asamblea entre diversidad de voces. Dejen de prejuzgar y escuchen qué se propone, y si les parece bien olviden las “advertencias” de tertulianos y demás fauna.

Y, ya que estamos, no estaría nada mal que la gente le echase, al menos, un vistazo a lo que significan socialismo, comunismo y anarquismo. Sólo después de hacer eso podrán juzgar con criterio.

7- No todos son pacifistas

Cierto. Pero menos pacifista es el partido que nos gobierna, que ya nos metió en una guerra a pesar de la oposición masiva de la población. Y menos pacifista es el Estado, que apalea a personas no violentas por la espalda, como ya hemos visto en diversas manifestaciones. Ninguna de estas dos cosas es comparable con un manifestante que rompe un cajero.

Y, además, unas barricadas en Barcelona y disturbios no son guerrilla urbana. Las guerrillas urbanas eran (son) bandas armadas, organizadas y que han llegado a dar golpes dignos de fuerzas especiales.

8- No creen en el sufragio universal

Ni me molesto en contestar…

9- No se rebelan contra toda forma de injusticia social

Aquí sale a la luz la pantomima de la libertad individual capitalista. Vamos, que, en palabras de Esperanza Aguirre, estamos “privatizando los espacios públicos”. Los mismos que recortan la educación, la sanidad, las pensiones y los derechos laborales a un país entero son los mismos que nos acusan de “privatizar”. El “periodista” de La Razón nos acusa de privar de “libertad de movimiento” a la gente cuando ocupamos las plazas. Respetamos la libertad individual, pero no vamos a dejar de luchar porque algunas personas sean tan sumamente cínicas que les moleste vernos en la calle.

10- No son solidarios

Su aplastante argumento se basa en que si fuésemos solidarios en vez de ocupar plazas estaríamos dando platos de comida a los hambrientos. Damas y caballeros, lo que queremos no es darle platos de sopa a los pobres que crea el sistema, queremos que no haya pobres a los que dar platos de sopa.

Solidaridad y caridad no son necesariamente lo mismo, y aquí estamos luchando por los derechos de todos y todas, por el futuro de todos y todas y por cambiar la realidad en todos los barrios. La red de apoyo mutuo que se está creando es solidaridad.

Y, en todo caso, tendría derecho a acusarnos alguien que dedica su vida a ayudar a los demás. Una persona leyendo La Razón y observándonos desde una terraza, sin hacer otra cosa, no tiene derecho a llamarnos insolidarios.

A todo esto… ¿cuántos en el movimiento tienen recursos suficientes para alimentar a los desamparados cumpliendo, además, el papel que debería desempeñar el Estado?

11- No son apartidistas, sólo se oponen a algunos partidos que no son de su agrado

Somos apartidistas en tanto que tratamos de evitar ser manipulados por intereses de partidos (algo difícil, por cierto). Pero aceptamos, a título individual, a todo tipo de personas de todo tipo de partidos.

Además, el 15-M como movimiento nunca se declaró en contra de los partidos políticos, sólo en contra de PP y PSOE. De hecho, en las elecciones nunca ha pedido la abstención sino el voto responsable.

12- No se organizan de forma horizontal

Según estos genios de la ciencia ficción, nos organizamos según un modelo verticalista soviético de arriba abajo. Sólo tengo una cosa que decir al respecto: jajajaja.

13- No se rebelan contra toda forma de impunidad

Su argumento es que intentamos echar para atrás las multas y juicios de personas detenidas. Porque, claro, debemos pedir la misma mano dura para el pobre que sale a manifestarse que para el miembro de la familia real que estafa o se va a cazar elefantes, ¿no?

14- No representan a la mayoría

Esto es cierto. Pero no por ello vamos a quedarnos callados. De hecho, el PP tampoco representa a la mayoría (tiene menos de la mitad de los votos… sin contar la abstención). La diferencia entre nosotros/as y ellos es que nosotros tratamos de llegar a más gente, somos inclusivos y aceptamos todo tipo de propuesta. Somos abiertos. El PP, que tampoco representa a la mayoría, tiene derecho legal para hacer lo que quiera durante los próximos cuatro años, incluso destrozar nuestro país y terminar de venderlo al capital.

15- Sólo son inconformistas cuando les conviene

Nos acusa de que sólo luchamos cuando hace buen tiempo. No voy a negar que hay demasiada gente que no es capaz de bajar a una asamblea cuando hace frío. (Por cierto, señor Merlos, ¿baja usted?). Pero se han hecho movilizaciones constantes durante todo el año, y eso es innegable. Es más… la primera acampada resistió lluvias torrenciales.

En conclusión, esta panda de propagandistas no sólo es que manipulen la realidad, es que directamente prefieren ignorarla y soltar una sarta de mentiras que, encima, tienen el valor de poner en portada. Aunque no podemos negarles que el título es acertado: esto no son ni más ni menos que 15 Mentiras.

Batto / El Faro Crítico

Artículo “15-M: 15 mentiras” – La Razón: http://www.larazon.es/noticia/7936-15-m-15-mentiras

Publicado por

, que tiene 8023 publicaciones.

One Comment on “España: Las 15-Mentiras del diario “La Razón””

  • Manu escrito el 20 mayo, 2012, 21:19

    Muy bueno…
    Pero esto no dejan de hacerlo todos los periódicos nacionales, lo que pasa es que no tan explícitamente. Un ejemplo de ello es que el pasado 12 m miles de personas en las principales ciudades españolas salieron a la calle a reivindicar el 15m y, yo por lo menos en Vigo, no vi ni un sólo periódico “importante” cubriendo la noticia…pero cuando es el barça-madrid se petan todas las portadas…jaja

Esta web contiene licencia Creative Commons. Se permite la reproducción de todos sus contenidos citando la fuente original.