Ecuador: Después de la represión en Chone, ¿Empieza la militarización de Intag?

Antecedentes: El Proyecto Propósito Múltiple Chone implica una represa en el río Grande que deberá almacenar 113,24 Hm3 de agua y tendrá una altura de 57,50 metros. El polémico proyecto cuenta con la oposición de los pobladores de Río Grande, campesinos montubios que cultivan una fértil tierra que produce para Chone cerca de 20 millones de dólares al año en productos agrícolas y da de comer a unas 1.700 familias.

El gobierno del presidente Correa a través de la SENAGUA puso en marcha este proyecto con la concesión definitiva de la obra el año pasado. La concesionaria, la empresa china Tiesiju, se encontró con la resistencia de la población local al proyecto de la represa, lo cual ha significado sustantivos retrasos en la ejecución de la obra.

El aparato de propaganda gubernamental falseaba la realidad el pasado mes de septiembre cuando indicaba que la resistencia local al proyecto había disminuido “y cada vez son más los choneros que ven al Proyecto Propósito Múltiple Chone (PPMCH), como un sinónimo de desarrollo y progreso”. La realidad se plasmaba en esta violenta acción emprendida contra la población local, cuando ante la oposición de los moradores han sido las fuerzas represivas del Estado las encargadas de atemorizar, gasear, agredir y detener a pobladores locales con el fin de infundir el miedo entre los pobladores y desalentar la resistencia pacífica emprendida por estos desde hace más de un año. Artículo Decio Machado explicando el origen del conflicto  (leer completo aquí)

Situación actual denunciada por la coordinadora Zonal del Intag.


“Somos del IGM……”  la insignia en el uniforme corresponde al batallón Yaguachi.

La presencia de más de una veintena de militares del batallón Yaguachi en la zona de Intag, Cotacachi desde hace casi una semana, ha causado gran malestar y preocupación en la población.

El día viernes 14 de octubre un grupo de 9 efectivos fue interceptado por la comunidad en el antiguo camino al campamento minero de los japoneses en la comunidad de Junín.

 


Cuando se les preguntó el motivo de esta inesperada visita al área minera, en un primer momento el oficial a cargo, quien no quiso identificarse, indicó pertenecer al Instituto Geográfico Militar (IGM) y que se encuentran actualizando los mapas del área. Sin embargo el mismo soldado descubre su mentira cuando poco más adelante dice ser del batallón Yaguachi de Ibarra y que los puntos que tomen con el GPS los mandan por e-mail al IGM…

Fue tan evidente la contradicción del uniformado que de manera inmediata los comuneros de Junín les advirtieron ante cualquier intento que tengan ellos para abrir el camino a la exploración minera en la zona, lo cual será impedido a toda costa por la comunidad organizada.


Pobladora de Junín conversa con el oficial a cargo del grupo de militares quien no se identificó

Al parecer los militares no se han puesto de acuerdo sobre su misión en Intag: increpados por su presencia en la zona, han expuesto una infinidad de objetivos: control de armas, control de motos robadas, control de aguardiente, control de madera, están persiguiendo a unos narcotraficantes colombianos, viene a capacitar a la gente, actualizar mapas, dar seguridad ante el robo de ganado… sin embargo hasta el momento se han limitado a hacer labores de “inteligencia”, parando vehículos y solicitando identificaciones, haciendo preguntas sobre las actividades económicas de las personas, averiguando sobre las organizaciones, etc.

El día lunes 14 fueron vistos vestidos de civil comprando bebidas en Apuela, lo cual motivó el reclamo de las personas que están en el lugar. Posteriormente estaban bañándose en las piscinas de aguas termales de Nangulví a las 3 de la tarde del lunes (y espantando a los turistas). La gente se pregunta si es esa la forma de controlar la delincuencia.


Lunes 17 de octubre 14h30. Disfrutando de un “merecido” baño en las aguas termales


Campamento militar en cabañas Río Grande

En todo caso lo que es seguro es que están en Intag, haciendo campamento en una hostería privada con baño en las termas incluido y dicen que se quedan de largo.

Control de madera, aguardiente, areteo de ganado, mapas. Entre los múltiples oficios encomendados para los militares en Intag. Vehículos muy apropiados para tal labor.

¿Será que la minería responsable empieza con los militares?

Se ha pedido respuestas sobre la presencia de los militares en Intag a distintas autoridades. Gobernación, alcaldía, ministerios de defensa y de interior. Nadie dice una sola palabra.

Sin embargo ya vemos como ésta estrategia ha sido utilizada en varios lugares. Mientras vemos por los medios la violenta represión ocurrida en Chone contra la población opuesta al proyecto de propósito múltiple y en defensa de sus tierras, o el desalojo de las comunidades que resisten al proyecto hidroeléctrico en el río Topo en Tungurahua, la militarización de sistemas de agua del Azuay, la presencia de militares en territorio Achuar y Quichua de la Amazonía para proteger intereses mineros y petroleros, no es de extrañarse que el gobierno de Correa pretenda también aplicar esta misma estrategia en Intag.

Las recientes declaraciones Wilson Pastor Morris, ministro de recursos naturales no renovables (MRNNR) manifestando la intención de crear una empresa de economía mixta con CODELCO de Chile para el proyecto Junín y la próxima subasta de concesiones mineras, son evidentemente el escenario que quieren asegurar los militares.

Huyen del diálogo por que saben que no tienen respuestas.

Se esconden detrás de las armas por que le temen al pueblo.

Mienten cada sábado por que piensan que el pueblo es tonto y que se vende por papelitos de colores.

CODELCO en Intag

La presencia de CODECLO en Intag desde hace mas de un año, en el sector El Paraíso, (también llamado El Palmal o concesión Mandariyacus, ridícula estrategia de distracción de CODELCO y el MRNNR), a pocos Km. de Junín,  se da en condiciones absolutas de ilegalidad. El mismo ministerio del ambiente negó el estudio de impacto ambiental para exploración avanzada luego de la oposición planteada por la Junta Parroquial y las organizaciones locales, así como la negativa de la municipalidad de Cotacachi a otorgar la autorización respectiva por ser una actividad contraria a la visión del cantón.

Video de la reunión de “socialización “ de Codelco:  http://www.youtube.com/watch?v=8RqIFDzbx-0

Sin embargo, de manera insólita, el MRNNR organizó hace pocas semanas una inspección con más de 10 funcionarios para “demostrar” que el área no es zona urbana y tratar de interpretar a favor de la minera el contenido del plan de desarrollo y ordenamiento territorial del cantón. Lamentablemente para ellos, El Paraíso es una comunidad con escuela, canchas, capilla, reserva hídrica, talleres de artesanías y un grupo de mujeres organizadas y “bien bravas”. Además, el plan de desarrollo y ordenamiento territorial de Cotacachi, tiene una visión no extractivista, declara ilegal actividades que contaminen el agua y que utilicen sustancias químicas peligrosas. Mas bien potencia en estos lugares la conservación y las actividades sustentables como eco turismo, agroforestería, reforestación, artesanías, agroindustria, generación hidroeléctrica a pequeña escala, con proyectos rentables y sustentables cuyos estudios de factibilidad demuestran ser más viables que la minería.

Para completar el triste cuadro de intereses creados del MRNNR en la zona, en clara violación y contraposición a los principios de la constitución y la ley de minería, que supuestamente refuerza el rol de Estado en los procesos de información y consulta con las comunidades, CODELCO ha subcontratado a la empresa S.A.M SA. (cuyo socio principal es gerente de exploraciones de IAM GOLD). Esta  empresa está encargada nuevamente de hacer el “trabajo sucio”: ganarse a población con fiestas, hornado y regalitos de navidad, seguir explorando de manera ilegal y realizar nuevamente un estudio ambiental.

Como si con eso fueran a cambiar 15 años de historia de la población de Intag oponiéndose a un modelo de desarrollo devastador y genocida como la minería metálica a gran escala.

CODELCO es una de las empresas estatales más cuestionadas en Chile por los crecientes casos de corrupción en que sus dirigentes se ven envueltos, precisamente en un país que deja ver los huesos de un sistema basado en la minería. Modelo que en lugar de repartir riqueza, la ha concentrado y generado tal desigualdad, que hoy vemos cada día un nuevo episodio de la lucha que jóvenes libran contra un estado que les roba el futuro. Mientras eso ocurre, las rentas mineras van a engordar los arsenales del ejército y la policía, claro ejemplo del devenir de las economías dependientes de la explotación de materias primas: estados represores altamente militarizados.
Pareciera que Correa y Piñera tienen mucho más en común de lo que muchos se imaginan. Veremos como evoluciona en los próximos meses este intento por militarizar Intag para comprobarlo.


Río Manduriaco Grande, aguas cristalinas amenazadas por la minería metálica a gran escala en la Cordillera del Toisán

 

Cordinadora Zonal de Intag

 

 

Publicado por

, que tiene 7728 publicaciones.

Esta web contiene licencia Creative Commons. Se permite la reproducción de todos sus contenidos citando la fuente original.